• 1 octubre, 2019

    Rosas comestibles y un sistema de riego inteligente, proyectos ganadores del Premio Ballester-Olmos, otorgado por el COITAVC

    Iberflora 2019.

El Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas y Graduados de Valencia y Castellón (COITAVC) ha hecho entrega hoy en Iberflora de su premio anual Ballester-Olmos, que reconoce a profesionales y empresas que desarrollan proyectos innovadores en el sector de la jardinería y el paisajismo.

En esta edición 2019, la calidad de los proyectos presentados ha hecho imposible elegir un único ganador y finalmente se han premiado a dos empresas: el vivero valenciano Vivercid, por su desarrollo ‘Rosas Sabrosas’, y la empresa de ingeniería Rain Spa Viagua, de Madrid, por su producto ‘Fliwer Pro’.

Al acto han asistido la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Comunitat Valenciana, Mireia Mollà; el director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Roger LLanes; el vicealcalde del Ayuntamiento de Valencia, Sergi Campillo; el presidente de Iberflora, Óscar Calabuig; el director de Iberflora, Miguel Bixquert, el profesor José Francisco Ballester-Olmos, que da el nombre al premio, y la presidenta del COITAVC, Regina Monsalve.

Rosas comestibles y eficiencia en el riego

La selección genética para la creación de un nuevo tipo de rosa comestible le ha dado la llave a Vivercid para ser una de las empresas ganadoras, gracias a sus ‘Rosas Sabrosas’. Se trata de una colección de rosas comestibles de diferentes sabores y aromas, cuyo cultivo orgánico se puede realizar en balcones y terrazas. En este desarrollo se ha valorado la selección de material vegetal y la labor de acercamiento de la vegetación a un ámbito doméstico y cercano, como es el de la cocina.

Por su parte, la empresa Rain Spa Viagua ha recibido su premio por el producto ‘Fliwer Pro’, un sistema de inteligencia artificial aplicada al riego de jardinería que supone un avance en la optimización del consumo de agua y la gestión de varios parámetros para el correcto desarrollo de los jardines.

“Ambos premios han ido dirigidos a proyectos creados a partir de mucha investigación e innovación, pero que están rientados a un público no experto, lo que contribuye a promover la cultura verde en la vida cotidiana”, ha afirmado Regina Monsalve, presidenta del COITAVC.

El COITAVC aúna a 1.500 colegiados en Ingeniería Agrícola y Graduados de Valencia y Castellón, un sector profesional ampliamente inmerso en el sector agroalimentario y en el de la jardinería y paisajismo, donde asesoran, gestionan y ejecutan proyectos, en colaboración directa con la administración, empresas en ingeniería agroalimentaria y empresas del sector verde.